La última locura de Kanye West: oficia misa los domingos

La larga lista de figuras con las que el cantante se suele comparar a sí mismo está repleta de nombres de peso: Pablo PicassoLeonardo da VinciSteve Jobs e incluso el apóstol San Pablo. Quizás por eso, no es casualidad que la religión se haya convertido en la última obsesión del rapero, productor y marido de Kim Kardashian. Después de enfurecer a sus seguidores con su apoyo explícito a Donald Trump e incluso de anunciar que se postulará a la presidencia de Estados Unidos, West ha vuelto a hacer gala de su singularidad con un último proyecto: conciertos semanales secretos y exclusivos que, bajo el nombre de Sunday Service, reinterpretan su música en versión gospel, como si de una verdadera ceremonia religiosa se tratase.

Cada domingo, Kanye congrega a un selecto grupo de invitados para ofrecerles un recital en el que mezcla música y espiritualidad. Hay un coro, él dice algún sermón ocasional y decenas de celulares que lo graban todo para después mostrar en las redes sociales un poco de lo que acontece. Ello a pesar de que, para poder asistir, los asistentes deben firmar un acuerdo de confidencialidad y prometer que no hablarán con la prensa, según apunta la revista Variety.

La primera en saltarse todo esto fue su esposa. La familia Kardashian es la audiencia más fiel de los Sunday Service, en los que también se han dado cita Katy PerryOrlando Bloom Courtney Love, entre otras caras conocidas. Desde que estos conciertos-misa arrancaran el pasado 6 de enero, Kim ha publicado en sus cuentas de Instagram y Twitter un montón de vídeos de los eventos, en las que también han participado colaboradores habituales del músico como los raperos Kid Cudi Chance The Rapper. En ellos se ve una escenografía minimalista y a un Kanye West que ejerce como maestro de ceremonias. La localización de estos singulares performances cambia cada semana y han llegado a acontecer en bosques a las afueras de Los Ángeles, en su propia casa e incluso en la sede de Adidas, en Portland. El despliegue más espectacular tuvo lugar en el festival de Coachella, en el Domingo de Resurrección y fue transmitido en streaming vía Youtube.

Es solo música. Es algo en lo que él cree, en Jesús, y hay una atmósfera cristiana. Pero no hay oraciones

explicó Kardashian en una entrevista en la revista Elle.

Este proyecto llega tras una de las épocas más complicadas del artista. El rapero también ha tenido que lidiar con problemas de salud mental. A finales de 2016, ingresó en una clínica psiquiátrica por un episodio de psicosis temporal y en la portada de su último disco, Ye de 2018, insinúa que sufre un trastorno bipolar.

Back to Top

Abrir chat
VENTAS PYMES